martes, 27 de diciembre de 2011

Los peligros de las pastillas para bajar de peso



























Todo empieza con una sensación de desespero por bajar de peso ya que lo que has probado antes no te ha funcionado, o al menos así lo vez tu.  Estas cansada(o) de tomar el camino largo y estas buscando un atajo, algo que te permita bajar de peso sin hacer demasiado esfuerzo, sin sufrir hambre.  Ves un anuncio que te invita a "brincarte las trancas" y a dejar de sufrir, comprando unas pastillas que por su descripción parecieran que mágicamente te bajaran de peso. Y estas tan desesperada(o) que no te tomas el tiempo de averiguar los efectos secundarios, notas los beneficios pero ignoras los daños.  Claro, las pastillas te van a quitar el apetito y te van a permitir resistir las tentaciones, en otras palabras, te van a funcionar, pero eso no significa que sean buenas para tu organismo.  Todos debemos saber esto:  NO PORQUE ALGO FUNCIONE SIGNIFICA QUE SEA BUENO.  Así es que las compras, las tomas, y en efecto, te quitan el hambre pero notas que hay un costo, te duele la cabeza y andas de mal humor.  Las sigues tomando, te siguen ayudando a no caer ante el delicioso pastel o las emocionantes papas fritas, pero ahora notas que andas algo acelerada(o), tu sistema nervioso central esta siendo afectado.  Y si continuas tomando estas pastillas "milagrosas" tus riñones, tu hígado, o tu corazón empezaran a resentir su efecto aunque tu no lo percibas aparentemente.
La verdad es que las pastillas para adelgazar son muy atractivas viéndolas desde el punto de vista de un atajo para lograr lo que tanto queremos pero mas rápido y con mucho menos esfuerzo.  Y esto nada mas agrega a su peligrosidad ya que la mayoría de la gente tiene la tendencia a andar buscando estos atajos en la vida.  Por eso es que muchas personas compran sus boletos de la lotería con la esperanza de tomar un atajo rumbo a la riqueza.  Pero poniendo por un lado todos estos efectos secundarios que tienen las pastillas para adelgazar, también hay algo que sucede cuando tu bajas de peso con la "ayuda" de una pastilla que te quita el apetito:  creas una cierta dependencia a esta "ayuda".  De manera que cuando dejas de tomarlas, y algún día tienes que dejar de tomarlas, te vuelve el apetito y con ganas, al doble de antes y terminas experimentando lo que comúnmente se llama "rebote".
Un caso reciente y muy sonado es el de la actriz Angelina Jolie, la cual según las noticias se le ha visto demacrada y EXCESIVAMENTE DELGADA.  Sus familiares tuvieron que llamar al numero de emergencias porque la encontraron desmayada en su casa y se sospecha que ingirió en exceso pastillas para quitar el apetito.  Se dice que esta famosa actriz ahora pesa unos 45 kilos, mas o menos lo que pesa una niña de 12 años.  Bueno, y esto es otro de los posibles efectos secundarios de las pastillas para quitar el apetito, pueden volver a la persona anoréxica.  Estas pastillas funcionan tan bien en cuanto a suprimir el hambre que pueden "desconectar" totalmente a la persona de la sensación de necesidad de comida para sobrevivir.  El hambre es un mecanismo natural de el cuerpo en donde le exige que ingiera alimento para obtener la energía que necesita para vivir y funcionar correctamente, suprimes este mecanismo y esto causa estragos en la salud.
Al final de cuentas ahora que empieza el año y que quieres bajar de peso como propósito te recomiendo que no tomes el atajo, al contrario, recorre el camino largo pero saludable de aprender a comer.  Asesórate de un profesional que te ayude a cambiar tus malos hábitos permanentemente y de una manera segura.  No hay necesidad de matarse de hambre, sabemos que eso no funciona, mejor aliméntate para vivir.

1 comentario:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...