viernes, 12 de marzo de 2010

No dejes que te crezca la panza por el estres























Es un hecho que todos experimentamos estres día tras día. Algunos lo experimentan mas, otros menos, pero todos tenemos estres en nuestra vida. La verdadera cuestión aquí es como tratamos con ese estres, que hacemos para seguir adelante a pesar de el estres. Una opcion seria irnos a algún lugar en donde no nos estresara nada, o evadir situaciones que nos estresen pero francamente eso es imposible. El estres es parte de nuestra vida y llego para quedarse; nos conviene entonces aprender a manejarlo. Un error que cometemos quizás en ocasiones es el asumir que todo el estres es igual, pero según los estudiosos de esto hay niveles de estres y hay situaciones que nos estresan mas que otras. Por ejemplo en la tabla de las situaciones que nos producen mas estres, la muerte de un familiar es la numero 1, seguida por un divorcio, y por un cambio de casa habitación o ciudad para vivir. Pero la lista continua y podemos llegar a pensar que mientras no nos ocurra nada como esas primeras tres situaciones mencionadas estamos bien y podemos ignorar el estres.
Las situaciones diarias que nos causan estres, aunque sea en menor intensidad, si no se trata con ellas, traen profundas repercusiones en nuestra salud, nuestro bienestar, nuestras relaciones, y por supuesto en nuestra panza.

¿Como afecta el estres nuestra panza?
• Puede llevarnos a comer no por hambre sino para mitigar el estres (como una especie de anestesia)
• Nos puede abrumar y llevar a la desorganización, y la desorganización a subir de peso
• A nivel hormonal promueve la acumulación de grasa en nuestro cuerpo
• Puede producir cansancio, el cual nos puede llevar a ser sedentarios

Es cuando dejamos que se nos acumule el estres y no lo liberamos que este tiene un efecto mas dañino en nosotros. Hay varias maneras de tratar con el estres y quizás tu ya estas usando alguna de esas exitosamente ... o puede que no. La revista Prevention en su edición de Marzo del 2010 nos señala algunos síntomas no tan obvios de que estamos sufriendo de estres:

1. DOLORES DE CABEZA LOS FINES DE SEMANA. Un súbito incremento en el estres puede disparar migrañas. Apegate herméticamente a tus horarios de dormir y comer de entre semana para minimizar factores disparadores de migraña.
2. PERIODOS MENSTRUALES PÉSIMOS. Las mujeres mas estresadas son las que experimentan menstruaciones mas dolorosas, con cólicos mas fuertes que aquellas que tienen menos tensión. El ejercicio puede aliviar los cólicos y el estres disminuyendo la actividad nerviosa simpatetica.
3. UNA BOCA QUE DUELE. Una quijada adolorida puede ser una señal de que la persona esta crujiendo sus dientes, lo cual puede ser empeorado con el estres. Pídele a tu dentista un "guarda" que puedas usar por las noches - hasta un 70% de personas que lo usan disminuyen el crujir o dejan totalmente de hacerlo.
4. SUEÑOS RAROS. Los sueños usualmente se van haciendo progresivamente mas placenteros mientras mas duermas, de manera que despiertas mas contento que como estabas antes de irte a la cama. Cuando estas estresado despiertas mas seguido, interrumpiendo este proceso y permitiendo mas imagenes desagradables toda la noche. Unos buenos habitos para dormir pueden prevenir esto; trata de dormir de 7 a 8 horas por noche, y evita el alcohol y la cafeína cerca del tiempo de ir a la cama.

Si experimentas estas u otras señales de estres tomate el tiempo cada día para relajarte y hacer algo que disfrutas pero que no te afecte negativamente en otras áreas de tu vida. Por ejemplo, el comer (algo que disfrutamos) no lo debemos de usar para relajarnos y manejar nuestro estres porque vamos a terminar comiendo de mas. Proximamente vamos a explorar algunas opciones para manejar nuestro estres de una manera saludable y orgánica.